Cómo organizar una boda civil paso a paso

Hoy os vamos a hablar de cómo organizar una boda civil. Lo primero que tenemos que decir de ellas es que suelen tener un carácter más informal que las celebradas por la Iglesia. Por lo que os animamos a que seáis lo más creativos posibles y le deis vuestro toque personal.

Empecemos enumerando los detalles que no pueden faltar en una boda civil:

  1. ¿Dónde lo celebramos?

Hay dos opciones en el juzgado o en el sitio que decidáis vosotros, ya sea vuestra casa, una finca de bodas, un restaurante… Tienes que tener en cuenta que si el juez tiene que desplazarse tendrás que solicitar la cita con un mínimo de 6 meses y asegurarte de que tiene la disponibilidad de desplazarse. Te recomiendo que si tienes algún familiar o amigo con capacidades de casaros no dudes en elegirlo, hará la ceremonia mucho más especial.

  1. Personaliza tu boda civil

Si no tienes ningún familiar que pueda uniros para siempre, no dejes que su discurso dure más de 10 minutos y dale voz a esos amigos y familiares que tanto os conocen. Cada vez está más de moda personalizar la bodas y darles un punto muy especial, haciendo que sea casi inevitable la lágrima en los ojos de todos los invitados. Os propongo una opción de participantes en la ceremonia: empecemos por los mejores amigos tanto de uno como del otro; después la típica persona que siempre está con vosotros y os conoce genial a los dos o en su defecto la persona que os unió; para cerrar uno de los padres.

 

 

  1. Decoración del espacio

No te olvides de nada, es tu día, pon todo lo que siempre has soñado. Todos algún día hemos soñado con casarnos frente al mar o en un jardín lleno de flores… no lo pienses HAZLO. Pon un altar que solo de verlo te den ganas de llorar. El altar que más se utiliza es el típico de las comedias americanas: sillas blancas, alfombra roja y al fondo el altar con un arco de flores. ¿Se te ocurre algún otro? Cuéntanoslo en un comentario. Cada día salen tendencias que vamos cogiendo de cada país, no te pierdas ninguna. 

  1. Banquete o cóctel

    Es tu boda tú decides. Tenemos el clásico banquete que está compuesto por varios platos y que suele llevar un pequeño picoteo inicial. Pero también le puedes dar un aire más informal y dejarlo todo en un picoteo tipo cóctel con gran variedad de alimentos para todos los gustos. Lo que no puede faltar es la mesa de bebidas…

 

 

 

  1. Detalles, detalles y más detalles

Mesas dulces, centros de mesas, flores en cada esquina, colocación de mesa… Es una boda civil pero eso no quiere decir que no tengas que tener en cuenta todos los detalles, siempre y cuando los quieras tener. Muchas veces cuando hablamos de bodas no cristianas parece que son menos importantes o que las podemos celebrar menos, pues no. Tiene la misma importancia y por eso te animamos a que no falte de nada.   

  1. Tradiciones que no pueden faltar

Lo de tirar el ramo os comunico que ya no está tan de moda. Ahora lo que se lleva es repartir las flores entre las parejas que consideran los novios que deberían de ser los siguientes. En cuanto, a los recordatorios de vuestra boda, se original y regala algo que de verdad sepas que va a hacer que se acuerden de vosotros. Respeta las tradiciones de la familia. En la última boda en la que estuve, los amigos del novio debían hacerle un baile a la novia. Estuvieron meses preparándolo y la verdad que todo el mundo quedo impresionado y la novia emocionada. Si tu familia no tiene ninguna, igual es el momento de crear una nueva. 

 

En resumida todo lo que está preparado con cariño y amor siempre sale precioso. Espero que os haya gustado el post de la semana. La semana que viene más y si puede ser mejor… Si habéis vivido alguna boda digna de contar no dudéis en contárnosla, nos encantan las bodas originales y llenas de magia.

Hasta pronto…

@blondieaddiction